customerjourneyUn adagio zen afirma: “el viaje es la recompensa”, en alusión a que disfrutamos más “el hacer” que la llegada misma a la meta final. Cuando nos planteamos la experiencia del cliente, ¿Nos preocupamos por más el resultado final o por el trayecto que recorre el cliente en nuestra compañía? ¿Cómo podemos reconocer las partes de ese camino que el cliente prefiere y las que no le gustan?   Leer más

Anuncios